Los kits ofrecidos por MiKitSolar son kits de autoconsumo conectados a la red eléctrica. Esto significa que cuando los paneles producen electricidad durante el día, sus dispositivos eléctricos la consumen directamente y la energía que no sea consumida es vertida a la red. Nuestros kits de autoconsumo se utilizan para reducir la factura de electricidad, pero no nos permiten ser completamente autónomos. Por la noche, la red de distribución se hace cargo. 

 

Por lo tanto, no ofrecemos baterías de almacenamiento, actualmente son muy caras en cuanto  a su costo y mantenimiento. Además, no tienen una vida útil satisfactoria (máximo 10 años, contra 30 años para paneles). Las baterías reducen en gran medida la rentabilidad económica de un proyecto fotovoltaico.

 

En términos generales y económicos, la solución más efectiva sigue siendo el autoconsumo conectado a la red: reduce su factura de electricidad sin tener que realizar una inversión exorbitante y aún se beneficia de la red eléctrica adicional siempre que la electricidad siga siendo barata ( 0,15 € en comparación con 0,25 € en nuestros vecinos europeos).

Más tarde, cuando los precios de las baterías hayan bajado, podrá agregar una batería para almacenar su producción excedente (sin desconectarse de la red eléctrica) que le permitirá reutilizar un poco de energía por la noche: es progresar gradualmente hacia independencia energética, liberándose gradualmente de su dependencia de la red eléctrica.